Violación de derechos humanos en las cadenas de suministro en tiempos de pandemia: reacciones de Derecho Internacional Privado y diligencia debida.

Autores:

Pilar Diago Diago

Año de publicación


Editorial

Revista Española de Derecho Internacional

País

España


Reseña

Tomado de: www.millenniumdipr.com/archivos/1615233308.pdf

El segundo bloque de problemas causados por la pandemia es el que impacta directamente en los derechos laborales de los trabajadores y en las cadenas de suministro. Si no era fácil leer las consecuencias que la crisis sa-nitaria ha generado respecto del acaparamiento de tierra, el sector extractivo y la incidencia sobre los pueblos indígenas, que con tanta claridad y acierto ha expuesto el Profesor Zamora Cabot y la Profesora Marullo, tampoco lo va a ser leer esta sección del Foro.

La crisis de la pandemia nos ha abierto los ojos a una realidad prima-ria, que esconde otra realidad que alcanza al otro extremo de las cadenas de suministros mineros, textiles, agroalimentarios, etc. La Unión Europea no es autosuficiente, tiene que abastecerse de recursos necesarios para la vida de los ciudadanos. Valga como ejemplo que nos afecta directamente, el que España no es autosuficiente para fabricar material sanitario tan necesario como las mascarillas o los respiradores. No tenemos, como no tiene la Unión, recursos propios.

Esta realidad hace que entren en juego nuestras empresas multinacionales que establecen cadenas de suministro, en muchas ocasiones muy com-plejas, que nos permiten el abastecimiento. Hasta aquí, nada novedoso si no fuera porque las turbulencias económicas, generadas por la crisis sanitaria, han afectado directamente a los últimos eslabones más frágiles de la cadena: los trabajadores.

Situaciones de violación de derechos humanos que no estaban corre-gidas se han visto aumentadas y, a su vez, se han producido otras nuevas que hieren la sensibilidad de toda persona con un mínimo de conciencia ética: trabajo esclavo, trabajo infantil, despidos improcedentes, salarios impaga-dos, trabajadores desprotegidos, riesgo para la salud y la seguridad, enfermedad, miseria, hambre.

En el primer eslabón de la cadena se sitúan las multinacionales. Muchas de ellas tienen su domicilio en diferentes Estados de la Unión Europea. Cuentan con unas estructuras y entramados estratégicos que les otorgan «inmunidad» frente a la violación de derechos fundamentales, que se generan en diferentes estadios de las cadenas de suministro, que ellas mismas han creado.

Pues bien, con esta aportación al Foro se va a poner de relieve el alcan-ce dramático de estas situaciones, que son núcleo de litigaciones transfronte-rizas presentes y futuras. El Derecho internacional privado, en la actualidad, cuenta con pocas herramientas efectivas para lograr vencer la inmunidad de «nuestras» multinacionales; ahora bien, una esperanza se abre en el horizon-te. El Parlamento Europeo ha reaccionado y la semilla de una posible futura Directiva sobre diligencia debida en la cadena de suministro y las modificaciones de los Reglamentos Bruselas I bis y Reglamento Roma II de la Unión Europea ya se han sembrado. A su presentación y análisis se dedica también este trabajo.

(Tomado de la Introducción del artículo)